Hefesto, el Steve Jobs del Olimpo

Por lo visto, Hefesto era más feo que un refrigerador por detrás. También era cojo, dicen que por proteger a su madre Hera durante una discusión con Zeus. El padre de los dioses lo agarró por un pie y lo arrojó a la isla griega de Lemnos. Esta isla es de origen volcánico, de ahí que Hefesto se instruyera en el arte de la fragua, y de ahí que sea dios del fuego, la metalurgia, la albañilería, las forjas y el arte de la escultura.

Tenía su propio taller en el Olimpo donde hizo inventos ingeniosos y creó autómatas de metal que trabajaban para él. Era el Steve Jobs de la mitología griega. También cuentan que tenía talleres repartidos por el Mediterráneo. Bajo el volcán Etna, en Sicilia, tenía a cíclopes trabajando para él y los martillazos resonaban por toda la isla.

Hefesto, dios del fuego y la fragua del Olimpo

FICHA DIVINA

Nombre:
Hefesto

Cargo:
Dios del fuego y la forja

Símbolos:
Yunque, tenazas y martillo

Pareja:
Afrodita

Dios romano:
Vulcano

HEFESTO Y ATENEA
El mito de Hefesto tiene muchos vínculos con Atenea. Ambos comparten capítulos célebres de la mitología griega. Se cuenta, por ejemplo, que cuando Atenea nació de la cabeza de Zeus fue ayudado por el dios herrero quien golpeó al rey de los dioses con su hacha minoica de doble hoja, el labrys. La versión de Hesiodo en la Teogonía (el gran libro sobre el origen del cosmos y la mitología griega) dice que Atenea nació antes que Hefesto. Hera parió sola al dios del fuego por los celos del nacimiento de Atenea.
Hefesto y Atenea también tienen similitudes por la habilidad de dar y ayudar a los mortales, particularmente a artesanos. De hecho, en algún momento se ha hablado que enseñaba a los hombres las artes junto a Atenea. El dios herrero también fabricó armas y utensilios para la célebre diosa griega.
Por otro lado, también está la historia del rechazo de Atenea a Hefesto. Cuentan que el herrero intentó violar a la diosa virgen pero no lo consiguió. Su semen cayó al suelo y de ahí salió Erictonio, uno de los reyes de Atenas, quien fue adoptado y protegido por la diosa de la sabiduría.

Hefesto, dios del fuego y de la forja, tenía su propio taller en el Olimpo donde hizo inventos ingeniosos y creó autómatas de metal que trabajaban para él.

LA TRAMPA DEL TRONO DE ORO
Hay muchas versiones sobre el nacimiento y la vida del dios de la fragua pero las más célebres son la historia que cuenta Hesiodo en la Teogonía (el gran libro sobre el origen del cosmos y el linaje de los dioses griegos) y la versión de Homero en La Ilíada. Está la versión que cuenta que fue la madre quien arroja Hefesto a la tierra por lo aberrante que era y quienes cuentan que fue Zeus en un ataque de ira. Sí parece que hay más consenso a la hora de describir cómo llega Hefesto al Olimpo.

Resulta que Hefesto se convirtió en herrero de los dioses, fabricaba tronos para el Olimpo. En una ocasión fabricó un trono mágico d eoro como regalo para su madre Hera. Cuando la diosa se sentó quedó atrapada sin poder levantarse. El dios del fuego pertrechó su venganza por haber sido expulsado de aquella manera del Olimpo. Los dioses intervinieron para liberarla y sólo Dionisio lo consiguió tras emborracharlo y llevarlo hasta el Olimpo sobre una mula. Para liberar a Hera, Hefesto impuso como condición casarse con Afrodita, y así se hizo.

Share This