Dioniso, dios del vino, de la fiesta y de las bacanales!

¡El dios del éxtasis, de la fiesta, de las bacanales! ¡Grande Dioniso! Sin duda, es célebre por ser el dios del vino, y de todo lo que tiene que ver con éste, es decir, la vid, la viticultura, la vendimia. También es el dios de la locura ritual, del éxtasis y del teatro. Hoy por hoy, quizá es más conocido su equivalente romano, el dios Baco.
Éra el hijo de Zeus y la mortal Semele, princesa de Tebas. Aquí tenemos un claro ejemplo de semidios que se cuela en el Olimpo de los dioses griegos.
Las primeras descripciones de Dionisio lo describen como un hombre maduro, barbudo y vestido con un bastón de hinojo con un cono de pino. Sin embargo, más adelante, lo muestran como un joven andrógino sin barba, sensual, desnudo o semi-desnudo. Se describe en la literatura como mujer o hombre-mujer.

FICHA DIVINA

Nombre:
Dioniso

Cargo:
Dios del vino, la locura ritual y el éxtasis

Símbolos:
Tirso, pámpano, copa de vino, cabra, pantera, hiedra, vid, higuera

Dios romano:
Baco

DIONISO, EL VINO, EL TEATRO Y LA FIESTA

Durante toda la historia de la humanidad, la vid ha simbolizado fertilidad, riqueza, abundancia. Y Dionisio eran quien traía esta riqueza a los humanos. Dicen que cuando llegó a la edad adulta, recorrió la tierra enseñando a los hombres la cultura de la vid, la vendimia y el vino. Por esto lo adoraban tanto los mortales. Muchos festivales se celebraron en honor al vino y al dios a quien se lo debían.
¿Y por qué era dios del teatro y a la poesía lírica? Pues todo está relacionado. Cuando llegaban las cosechas, se celebraban festivales, y las representaciones de la tragedia y de la comedia eran una parte de los festivales lanzados en su honor.
Por otro lado, se cuenta que Dioniso era un dios feliz durante la cosecha, pero durante el invierno languidecía junto con el resto de la Tierra. Se acaban las cosechas, se acaba el vino, se acaba la fiesta.

Al dios del vino se le solía ver de juerga bien acompañado por ninfas, sátiros, silenos, ménades, bacantes, lenas, basárides.

EL BUEN ROLLO DE DIONISO TENÍA UN LÍMITE

Dioniso y Demeter, la diosa de la agricultura, eran las deidades supremas de la tierra. A diferencia de los dioses inmortales, que eran a menudo hostiles hacia los seres humanos, Dionisio y Deméter eran benevolentes hacia la humanidad. Eso no quita que en alguna ocasión se cogiera un rebote con los humanos.
Se cuenta que Penteo, rey de Tebas, intentó detener la frenética adoración hacia Dioniso. Intentó encarcelar al Dios del Vino, mientras lanzaba insultos y acusaciones contra él. Dioniso explicó su propia eminencia con calma, pero Penteo no recibió la aprobación. No pudo por las buenas, así que fue por las malas. Dioniso hizo que las mujeres tebanas pensaran que Penteo era una bestia salvaje. Enloquecieron todas y despellejaron y desmembraron al rey de Tebas.

LA CORONA BOREALIS, UNA CONSTELACIÓN EN HOMENAJE A ARIADNA

Entre las constelaciones que vemos sobre el cielo estrellado se encuentra la Corona Borealis que perteneció a Ariadna. Hay varias versiones de la historia, pero aquí escribiremos sobre la más romántica. Según cuentan, Dionisio rescató a Ariadna, princesa de Creta, y posteriormente se enamoraron y se casaron. La corona fue un regalo de bodas del dios a la princesa. Tras la muerte de Ariadna, Dionisio colocó la corona que le había regalado entre las estrellas.

¡¡CONOCE MÁS HISTORIAS MÍTICAS!!

No se encontraron resultados

La página solicitada no pudo encontrarse. Trate de perfeccionar su búsqueda o utilice la navegación para localizar la entrada.

Share This