Afrodita, diosa del amor y la belleza

Afrodita es la diosa del amor, la belleza, del sexo, del deseo, de la juventud eterna. Es especialmente célebre por su belleza. De hecho, fue el modelo de la famosa escultura Venus de Milo, un icono y arquetipo de belleza del ser humano. El arte griego temprano representaba a la diosa desnuda y en Corinto estaba el centro de adoración de Afrodita.

FICHA DIVINA

Nombre:
Afrodita

Cargo:
Diosa del amor, la belleza, el deseo, el sexo y la lujuria

Símbolos:
Manzana, concha, cisne, delfín, paloma

Pareja:
Hefesto

Diosa romana:
Venus

EL NACIMIENTO DE LA DIOSA DEL AMOR

Según la teogonía de Hesíodo, nació de la espuma del mar. Una idea muy bonita que pierde encanto cuando te enteras de la historia entera: salió de la espuma del mar cuando el titán Crono mató a su padre Urano y lanzó sus genitales al mar (espuma del mar – esperma). Por otro lado, Homero menciona en la Ilíada, que Afrodita es hija de Zeus y Dione. Al igual que con tantas deidades griegas, hay muchas historias sobre los orígenes de los dioses.
Muchos dioses creían que su belleza podía provocar una guerra entre dioses. Por eso Zeus la casó con Hefesto, un dios feo y deforme. Era una manera muy particular de impartir justicia divina. A pesar de este matrimonio, Afrodita tuvo muchos amantes entre dioses y hombres.

Afrodita es la modelo de la Venus de Milo, icono y arquetipo de belleza. De hecho, el nombre real de la escultura es Afrodita de Milo

EL ORIGEN DIVINO DE LA GUERRA DE TROYA

Un concurso de belleza pudo ser el detonante de la guerra más famosa de la mitología griega. Afrodita, Hera y Atenea fueron las tres principales contendientes que concursaban por una manzana de oro marcada “para los más bellos”. Le pidieron a Zeus que fuera el juez, pero se negó. París, hijo del rey de Troya, juzgó el concurso en su lugar. Cada una de las tres diosas le prometió algo a cambio; Paris eligió a Afrodita como la ganadora de la preciada manzana. Esta historia del Juicio de París fue considerada como el origen divino detrás de la Guerra de Troya. Más adelante, Afrodita luchó en el lado de los troyanos, mientras que Atenea estuvo del lado de los griegos.

EROS Y PSIQUE

Afrodita también desempeñó un papel determinante en la historia de Eros y Psique. Resulta que la princesa Psique eran tan extremadamente bella que sus admiradores dejaban de adorar a Afrodita. La envidia nuevamente fue el origen de la furia de los dioses griegos, Afrodita ordenó a su hijo Eros que le arrojara una flecha del amor para que una bestia inmunda se enamorara y casara con ella. Mal plan. Eros se enamoró perdidamente de Psique. Y aunque Afrodita la persiguió y se obsesionó con acabar con la pobre Psique, no pudo cambiar los sentimientos ni la relación entre el dios del amor y Psique.

Share This