Saltar al contenido

18 dioses menores griegos que no conocías

dioses griegos menores

Aunque la mitología griega siempre nos hable de los dioses griegos principales y de semidioses, también existieron dioses menores griegos con cierta participación dentro de las leyendas y mitos de la cultura helénica. 

Estos 17 dioses menores griegos existieron aparte de los 12 dioses que hicieron vida con Zeus y Hera en el Olimpo. Además, entre las características de los dioses griegos menores se cuenta que tuvieron mucha más actividad en la Tierra, siendo representantes de las comunidades con respecto a cada una de las tareas que se realizaban en aquellos tiempos. 

Había dioses menores griegos enfocados al campo, al mar, e incluso relacionados con las actividades domésticas. Conozcamos un poco más. 

Dioses menores mitología griega

Tal como puedes pensar, la lista de dioses menores griegos es larga. Entre ellos, estuvieron:

  • Adonis, considerado dios de la belleza masculina.
  • Éride, diosa de la discordia.
  • Algos, llamado dios del dolor y de la pena.
  • Boreas, dueño del viento del norte.
  • Cefiro, señor del viento del este.
  • Euro, señor del viento del oeste.
  • Noto, diosa de los vientos del sur.
  • Glauco, dios marino.
  • Hécate, diosa de los encantamientos.
  • Eter, diosa del espacio entre el Cielo y la Tierra.
  • Hestia, diosa del hogar.
  • Morfeo, señor de los sueños.
  • Himeneo, considerado dios de las bodas.
  • Pan, semidiós de los pastores.
  • Las Horas, diosas de las estaciones del año.
  • Las Moiras, diosas del destino.
  • Las Gracias, señoras de la belleza y alegría.
  • Higia, diosa de la salud.

Conozcamos en detalle un poco más de algunas deidades concretas.

Las Moiras

Las Moiras eran hijas de Zeus y Temis. Eran tres y respondían a los nombres de Laquesis, Atropos y Cloto. Estas se encargaban de tejer el hilo de la vida entre el nacimiento, la adultez y la muerte. Cloto era la primera que hilaba y luego Laquesis seguía hasta que Atropos se encargaba de cortarlo. 

Las Gracias

Las Gracias son otras entres los dioses menores griegos que tenían como fin rendir culto a la diosa mayor, Afrodita. Eran hijas de Zeus y Eurinome. También eran tres y respondían al nombre de Aglaya, Eufrosine y Talia. Cada una tenía cierto poder sobre la belleza, el júbilo y la gracia. 

dioses griegos menos conocidos

Éride

Representante en la Tierra de la discordia, a Éride hay quienes la sitúan entre los dioses principales y otros la consideran con menor rango. 

Se dice que fue hija de Hera y hermana de Ares, a quien siempre acompañaba porque ella era encargada de iniciar todas las guerras. De hecho, se dice que fue quien originó en un principio el juicio de Paris y la guerra de Troya. Otras versiones señalan que era hija de la noche, Nix, y que tuvo a otros dioses menores como:

  • Ponos, la pena.
  • Lete, el olvido.
  • Limos, el hambre.
  • Algos, el dolor.
  • Horcos, el juramento.

Eros

Eros era hijo de Ares y Afrodita, y el dios del amor, pero tuvo a un hermano, Anteros, quien era señor del amor correspondido. 

No obstante, Eros, pese a ser un dios menor griego, está considerado como una de las fuerzas fundamentales. Es quien asegura la continuidad de la especie y el orden interno. Recordemos que, según el mito de la creación, junto al caos y la Tierra (Gaia), existía el amor antes de todo.

Entre las características que se le atribuyen, destaca por ser un señor poderoso, capaz de causar las heridas más difíciles de curar. Hasta tal punto llega su habilidad que la misma Afrodita lo trata con respeto y cierto temor.

Su figura simbólica lo representa como un adolescente muy hermoso, pero luego existieron relatos en los que se le describió como un niño travieso que usaba un arco y una flecha. También contaba con antorchas encendidas en representación de la pasión que encendía en los corazones.

Hécate

La señora de los encantamientos y la magia fue Hécate. Su poder es menor, pero incluso contó con el respeto de Zeus, que la consideraba una titánide. 

Como hecho curioso, no tiene mitos que protagonice por su cuenta. Ahora bien, tuvo cierta representación entre las encrucijadas y los cruces de los caminos. 

En cuanto a la representación simbólica, es posible encontrar a Hécate como una figura de tres cuerpos que dan prueba de su poder sobre el mar, el aire y la Tierra.

nombres dioses griegos menores

Hestia

Tal como sucede con Éride, Hestia era considerada diosa primaria al ser hija de Cronos y Rea. Nunca se involucraba en las disputas del resto de dioses, haciendo alarde de su carácter pacífico y su título de diosa del hogar. Es más, cuando Dioniso es admitido en el Olimpo, Hestia le cedió su puesto para evitar problemas.

Además, si bien no aparece entre las tantas leyendas de la mitología griega, Hestia tenía cierto culto en los hogares de los helenos y en algunos de sus templos. Su belleza también tenía cierto poder y fue cortejada por Poseidón y por Apolo, pero Zeus le concedió ser virgen por siempre.

Némesis

Como Némesis se conoció a la diosa menor griega que tenía poder sobre la venganza. Su nombre significa “la que distribuye conforme al reparto establecido”. Fue hija de Océano y Nicte y, a pesar de ser una figura muy antigua, no se incluyó en el Olimpo.

Entre las características de Nemesis, tal y como te imaginas, yacen los castigos sin mesura a fin de dejar claro a los hombres que por su misma condición humana jamás van a ser totalmente afortunados. 

Uno de los relatos que demuestra el poder de Némesis es el de Creso. Con tanta dicha entre manos, la diosa decidió arrastrarlo hasta una expedición contra Ciro que le hizo conocer la mismísima ruina.

Pan

El dios de los pastores era Pan. Ahora bien, para determinar su origen hay que esclarecer ciertas confusiones. 

Unos dicen que era hijo de Zeus con Calisto y otros señalan que era fruto de Zeus con Hibris, pero hay relatos en los que se asegura que era descendiente de Éter y Énoe, Cronos y Rea, Gea y Urano, Penélope y Hermes, o incluso de Cratis con una cabra.

En cuanto a sus características, se le consideraba una deidad con el pecho velludo y piernas de cabra, miembros que le conferían una agilidad impresionante. Otro de sus elementos representativos era que lucía una corona con ramas de pino y que siempre portaba el cayado del pastor.

 También tenía mucho apetito sexual, por lo que entre sus relatos se narran encuentros con ninfas y jóvenes muchachos

¿Quieres conocer los mitos de Grecia Antigua más importantes?