Saltar al contenido

La historia del Dios Pan, en realidad un semidiós

dios pan

El Dios Pan no es una referencia apropiada. En realidad, esta figura es un semidiós que protegía a los pastores y los rebaños, según la mitología griega. 

No obstante, el Dios Pan que en realidad es una semideidad tuvo un papel importante para esta cultura antigua. Era venerado en Arcadia y su imagen también es recordada por los romanos como un fauno.  

Ahora bien, los pastores y los rebaños son parte del poderío que tenía el semidios Pan. Otros poderes que se le asociaban era la de la fertilidad, la sexualidad masculina, la potencia, y el apetito sexual. Es más, en algunos de sus cuentos se narraba cómo le gustaba correr por los bosques detrás de las ninfas y las jóvenes damas. 

Pero esto es apenas el comienzo, porque hoy vas a conocer a uno de los dioses más venerados. ¡Comencemos! 

Pan: dios griego

El Pan dios es a veces confundido con otras figuras de la mitología griega, tal como Dioniso, señor del vino. En otros cuentos se comenta que tenía las mismas acciones de Dioniso, pues formaba parte de su cortejo. 

También es importante recordar que representaba a varios aspectos de la vida griega. Los pastores y la potencia sexual son el comienzo. ¡Te lo advertimos! Otros poderes que se relacionan a Pan son las brisas del amanecer y del atardecer. 

¿Dónde vivía Pan?

Los relatos de la mitología de la Antigua Grecia señalan a la gruta del Parnaso llamada Coricia como el lugar donde Pan vivía junto a las ninfas. 

A esto se le suma ser considerado como una figura audaz, que solía cazar, que tenía poderes curativos y que también adoraba la música. Además, era muy territorial y protector. 

mitologia dios pan

Existen historias donde se cuenta cómo perseguía a los hombres que osaban tomar partido de sus terrenos y no solo consideraba como suyos los campos y bosques pues también tomaba poder en las selvas. 

Pan y la mitología griega

El Dios Pan es recordado por más que cuidar los campos y la virilidad masculina. También disfrutaba pasar ratos cerca de fuentes o bajo las sombras de los más frondosos árboles. De hecho, parte de sus mitos reúnen que gustaba la maleza pues en ella tenía suficientes escondites para poder espiar a las ninfas. 

No obstante, tal como cualquier otra figura helena, al Pan de la mitología griega no había que molestarle. Era considerado muy irritable si alguien se atrevía a despertarle de sus siestas. 

De hecho, de este mito surgió la creencia en Arcadia que a nadie se le debía interrumpir el sueño pues despertaba la furia del señor Pan. Tal era su enojo que tal estado lo consagraba como el Demonium Meridianum o Demonio del Mediodía. 

Esto responde a que también era relacionado con la naturaleza en su estado más salvaje. Además, era considerado como génesis del miedo enloquecedor.

A tal punto llega su influencia que gracias a Pan surgió la palabra “pánico” como referencia del temor masivo que las manadas de animales salvajes sufrían cuando caían rayos. No obstante, no tiene ni punto de comparación con la ira de Cronos.

Imágenes del dios Pan

Las imágenes de Pan dios le describen con un cayado o bastón de pastor, además de su siempre infaltable siringa que hoy es llamada Flauta de Pan. 

Su cuerpo era más que llamativo. Tenía las piernas de un macho de cabra y el resto era el de un hombre. Tenía también dos cuernos y la cara muy arrugada. La barbilla del Pan dios era prominente y su cuerpo estaba cubierto por una capa espesa de pelo. 

Historia del dios Pan

Lo otro que el Pan dios tiene y lo relaciona entre las principales raíces de la mitología griega es su nacimiento. De esta figura se cuentan al menos diecinueve genealogías. De todas, la más importantes señala que su padre fue Hermes, pero no se sabe con quién. En algunas historias se relaciona con diferentes ninfas, entre ellas Timbros, Sose, Calisto y Dríope. 

pan dios griego

La historia principal afirma que cuando Hermes cuidaba el rebaño de ovejas de Dríope tuvo un amor de campo con una de sus hijas. De dicha relación habría surgido el Pan dios.

Al nacer escapó a las montañas y Hermes tuvo que ir detrás de él para presentarlo en el Olimpo. Tomó una piel de liebre, lo envolvió en ella, y cuando los dioses lo conocieron decidieron llamarle Pan pues era “la diversión de todos.”

¿Quieres conocer cuál fue el primer dios que existió?

Hijo de Penélope

En otras leyendas se cuenta que el semi-dios Pan fue en realidad hijo de Penélope, la esposa de Ulises. Durante sus aventuras, esta decidió tener varios amantes y cuando dio a luz al fruto de esos encuentros fortuitos decidió ponerle Pan pues tiene un particular significado: hijo de todos.

También hay una versión en la que se dice que, efectivamente, Pan fue hijo de Hermes con Penélope. Pero cuando Odiseo regresó decidió repudiar al fruto de la infidelidad y entregárselo a las deidades.

Los hijos de Pan

En cuanto a la descendencia de Pan dios se conoce por las Dionisíacas de Nono que tuvo 12 hijos, conocidos por ser una raza de sátiros menores que también hicieron fila en el séquito de Dioniso. 

Además, existen otros relatos donde se le atañen la paternidad de:

  • Croto con Eufeme
  • Acis con Simetis
  • Eurimedonte 
  • Creneo con la ninfa Isménide
  • Linge con la ninfa Eco
  • Sileno con la oceánide Melia

El mito del dios Pan

Pan dios trascendió en la mitología griega gracias a diferentes hazañas. Una de ellas, sino la más importante, fue en la batalla de Maratón. Según el relato de Heródoto, un mensajero iba a Esparta en búsqueda de ayuda y se encontró a este semidiós.

Al verle tan contrariado le prometió al servil soldado que ganarían contra los persas. Una vez que se cumplió la promesa porque en las filas enemigas se coló un masivo pánico, Pan fue reconocido como una de las principales figuras por el Estado. 

Tal logro hizo que en Atenas obtuvo una gruta al norte de la Acrópolis. Además, en su honor fue decretada una fecha anual durante la cual se realizarían carreras con antorchas.