SIRENAS, CENTAUROS Y OTRAS CRIATURAS CTÓNICAS

Las criaturas le dan mucho empaque a la mitología, es el caldo de cultivo de la fantasía. Seres y monstruos sobrenaturales que infunden miedos y terrores. Y sólo los héroes son capaces de derrotarlos. Están ahí precisamente como refuerzos de historias épicas. Quién sería Hércules si no hubiera derrotado a un león gigante con piel impenetrable. Quién sería Teseo sin la figura del minotauro.

Hay criaturas benefactoras, no todo van a ser criaturas malvadas. El centauro Quirón fue tutor de grandes héroes como Aquiles. También están las musas que embelesan a los dioses con su danza y su canto. Y son la inspiración de los mortales en sus creaciones artísticas. Pero en general, la criaturas mitológicas griegas representan monstruos malignos, animales sobrenaturales o híbridos terroríficos que se oponen a los héroes a lograr sus metas. A veces la leyenda también los ha descrito como seres torturados o despreciados, es el caso de la Medusa. Incluso que luchan contra su propia naturaleza como ocurre con los centauros.

CRIATURAS MITOLÓGICAS MARINAS, VOLADORAS Y DEL AVERNO

Para no dejar ni un resquicio de paz a los héroes y mortales, la mitología griega pobló el mundo de seres temibles. Ya fueran navegantes o pastores, ya fueran desde el cielo o en el inframundo, en cualquier lugar amenazaba una criatura marina, un ser del averno, o una bestia alada. Hay decenas de ejemplos que iremos retratando: el can cerbero, el perro de tres cabezas que aguardaba en las puertas del infierno; el grifo, mitad aguila y mitad león que surcaba los cielos griegos; o el cetus, una ballena a las órdenes de Poseidón que custodiaba a la bella Andrómeda, encadenada a unas rocas (sí Andromeda y sus cadenas, como el personaje de Saint Seiya).

Share This